Viajes

Viajando a Queenstown, meca del deporte de aventura en Nueva Zelanda

Pin
Send
Share
Send


Vistas impresionantes en los alrededores de Queenstown


En el 2004 llegamos a las agradables temperaturas de Queenstown en busca de emociones fuertes en el agua pero el rafting nos lo suspendieron por el escaso caudal del río. Sin embargo probamos por primera vez el river boarding. Fue una pasada.

Nos pusimos un traje de neopreno y te dan una especie de tabla de plástico con dos asideros -uno a la izquierda y otro a la derecha- para poder orientarla. La parte superior de tu cuerpo va acostada en la tabla y después a dejarte llevar por la corriente e intentar esquivar remolinos, rocas y demás. Lo pasamos de lujo y atrapados en algún remolino comprobamos -sin quererlo- que el agua del río era potable. Adrenalina pura y risas mil.

A falta de nieve nos dedicamos a explorar los bosques a pie. Una maravilla

Otras de las opciones son el jetboat -lanchas rápidas en el río-, rafting, pesca en el bello lago Wakatipu o los auténticos subidones de adrenalina provocados por el bungy jumping -saltos al vacío desde un puente y atados por una cuerda elástica- y el sky diving, con saltos desde más de 4.000 metros de altura y casi un minuto de caída libre antes de que se abra tu paracaídas (si no se abre es más tiempo de caída pero después no puede recoger el vídeo… Ni las fotos).

La gran fama del lugar tiene algún que otro efecto negativo sobre los aventureros que se pasan por allí. Los más claros son los precios y el alojamiento.

Si váis en plena temporada de esquí o en verano, deberéis reservar vuestro alojamiento o camping con antelación. Yo no lo hice en ninguna de las dos visitas y en el 2004 tuvimos una gran anécdota al respecto.

Vistas del Lake Wakatipu, a orillas del cual se encuentra Queenstown

Video: Los Mejores Países Para Emigrar (Mayo 2020).

Pin
Send
Share
Send